Eventos próximos

Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

La Asociación La Traiña de El Palo es una Asociación sin Ánimo de Lucro, declarada de Utilidad Pública por Orden Ministerial, cuya finalidad es la de la integración tanto social como laboral de personas con discapacidad intelectual o diversidad funcional.

 

Hoy en día la Asociación La Traiña cuenta con un centro ocupacional con capacidad para 50 usuarios con discapacidad intelectual, el cual mediante una atención diurna de tipo habilitador integral, facilita unos servicios de ajuste personal, social y ocupacional en orden a que puedan lograr, dentro de las posibilidades de cada uno y a través de un programa individual de habilitación, la superación de los obstáculos que la minusvalía le supone para su integración social y laboral.

 

Memoria Histórica

En el año 1.988 terminaban su etapa escolar los primeros alumnos con necesidades educativas especiales que con la Ley de Integración Social del Minusválido Psíquico de 1.982 ejercieron su derecho a escolarizarse en colegios ordinarios.

 

Fueron muchos los colegios que acogieron a alumnos discapacitados intelectuales o físicos y/o sensoriales en sus aulas de acuerdo con dicha ley. Entre estos centros destacó el trabajo realizado por un grupo de  maestros del Colegio Público “Jorge Guillén” en la barriada de El Palo (Málaga) que con su trabajo y esfuerzo hicieron que este centro fuese pionero en cuanto a Integración Escolar.

 

Durante los años de escolarización de estos alumnos se fue forjando la idea de que el trabajo realizado con ellos no podía terminar con la finalización de la etapa escolar. Todo el trabajo realizado y todas las habilidades y aptitudes adquiridas por los alumnos discapacitados intelectuales no podían quedar en una mera etapa de sus vidas. Y sobre todo se llegó a la conclusión de que para dar sentido a la Integración Escolar ésta tenia que tener una proyección en la edad adulta tanto a nivel social como laboral. 

 

Es por lo que durante estos años se fue dando forma a la idea de crear un espacio donde dar salida y sentido a la Integración Escolar. Y es en el año 1.988 cuando esta idea se concreta en la creación de la Asociación Protectora de Minusválidos Psíquicos La Traiña de El Palo, promovida por un grupo de profesores y padres de niñosdiscapacitados intelectuales del Colegio Público Jorge Guillen. Esta Asociación tendría como objeto de la misma el agrupar a padres y personas interesadas en los minusválidos psíquicos a fin de procurarles tanto un desarrollo laboral como propiciar cualquier actividad encaminada a integrarlos socialmente, así como asegurar la máxima colaboración de los Órganos de la Administración Pública competentes en la materia, Asociaciones de Vecinos y la sociedad en general en la consecución de sus objetivos, buscando siempre como fin último el NORMALIZAR, en la mayor medida posible, la vida diaria y la actividad laboral de estas personas.

 

Los primeros pasos de la Asociación se encaminaron en la búsqueda de empleos para aquellos alumnos con minusvalía psíquica que, habiendo ya cumplido los 18 años, terminaban su etapa escolar. Se “integraron” laboralmente a tres usuarios con diversas discapacidades en diversos establecimientos del barrio de El Palo, buscando empleos donde la deficiencia cognitiva no fuera impedimento para desarrollar las tareas laborales.

 

Tras unos meses de prueba la Asociación tuvo que admitir un fracaso en su planteamiento, pues los usuarios, aún desarrollando correctamente sus tareas laborales, no conseguían adaptarse a su nueva situación pues carecían de las habilidades sociales requeridas para conseguir una integración social real (no se relacionaban apenas con el resto del personal, dificultad ante situaciones imprevistas, dificultad en la toma de decisiones,…). Igualmente de esta situación se llegó a la conclusión de que la sociedad en general tampoco estaba preparada aún para aceptar a las personas discapacitadas intelectuales con todas sus consecuencias y en igualdad de condiciones que cualquier otro miembro. 

 

De estas premisas la Asociación saco dos conclusiones que serían las líneas generales de trabajo en los siguientes años; estas fueron:

  • Era imprescindible la creación de un Centro Ocupacional en la barriada malagueña de El Palo, que sirviese de puente entre la etapa escolar y la etapa laboral de minusválido psíquico.

A partir de aquí la Asociación se puso a trabajar en la consecución de dichos objetivos mediante grandes campañas de concienciación y de captación de socios y comenzó los trámites pertinentes para solicitar ayudas tanto públicas como privadas para la construcción de un centro que acogiera a este colectivo en edad laboral.

 

La Asociación consiguió un convenio con el Excmo. Ayuntamiento de Málaga por el cual este se haría cargo del alquiler y de los gastos de un local en la barriada donde poder iniciar los talleres ocupacionales a la espera de conseguir unos terrenos donde edificar el Centro Ocupacional. Y así fue como se inició el taller de cerámica para minusválidos psíquicos en un local arrendado a la espera de la construcción de un Centro Ocupacional adecuado para sus fines. Este taller comenzó su andadura con nueve usuarios, y un personal compuesto por un monitor y un gerente.

 

Paralelamente a la gestión del taller la Asociación puso todos sus esfuerzos en la búsqueda de financiación para la construcción de un inmueble que acogería el Centro Ocupacional definitivo. Este esfuerzo tuvo sus frutos en el año 1.990 al serle cedidos por parte del Excmo. Ayuntamiento de Málaga unos terrenos en la misma barriada de El Palo. Terrenos que serían idóneos para la construcción de un Centro Ocupacional para discapacitados intelectuales.

 

En 1.991 se consiguió mediante subvenciones públicas del Instituto Andaluz de Servicios Sociales que este estamento se hiciera cargo del 75% de los gastos de construcción del inmueble haciéndose cargo la Asociación del 25% restante. Capital que consiguió mediante diversas actividades de recaudación de fondos (cuotas de socios, verbenas, rifas, subastas, lotería,…). 

 

Y fue en Septiembre de 1.992 cuando, cuatro años después de sus inicios, la Asociación inauguraba el CENTRO OCUPACIONAL LA TRAIÑA. Un Centro de 500m2 construido sobre una parcela de 2.500m2 con una capacidad para atender a 50 usuarios con diversas discapacidades intelectuales.

 

La Asociación dotó a este centro de un organigrama que garantizase su gestión y su continuidad. En el año 1.996 firmó un convenio de colaboración para la concertación de sus plazas con el Instituto Andaluz de Servicios Sociales para garantizar su financiación.

                 

Hoy en día el Centro Ocupacional facilita unos servicios de ajuste personal, social y ocupacional a 40 jóvenes del distrito con distintas deficiencias psíquicas en orden a que puedan lograr, dentro de las posibilidades de cada uno y a través de un programa individual de habilitación, la superación de los obstáculos que la minusvalía les supone para su integración social y laboral. Para ello el Centro dispone de tres talleres ocupacionales (cerámica, jardinería y hostelería) y paralelamente a éstos funciona también un programa de ajuste social y personal que persigue trabajar en el joven con minusvalía psíquica todas aquellas habilidades sociales que le permitan una mayor calidad de vida.  

 

A través de este Centro la Asociación también viene desarrollando desde sus inicios un Programa de Ocio y Tiempo Libre para sus usuarios con minusvalía psíquica. La Asociación se encarga de la búsqueda de financiación para cubrir los gastos de al menos una semana de vacaciones al año para todos sus usuarios.

 

Pero el trabajo de la Asociación no ha quedado aquí, durante todos estos años ha seguido trabajando en la consecución de sus fines buscando respuesta a la problemática que supone la minusvalía psíquica. Este trabajo le hizo merecedora de la DECLARACIÓN DE UTILIDAD PÚBLICA por Orden Ministerial en el año 1.995.

 

Durante estos años, y dentro de la inquietud de la Asociación por ofrecer servicios a todos los jóvenes con deficiencia psíquica, ésta ha encontrado nuevos retos que afrontar al detectar nuevas necesidades por parte del colectivo de discapacitados intelectuales. Estos retos pasan por dar solución a los jóvenes discapacitados intelectuales gravemente afectados, colectivo al que por sus características y necesidades propias no puede dar solución el Centro Ocupacional.

 

 
Real time web analytics, Heat map tracking

Busqueda

En Línea

Hay 31 invitados y ningún miembro en línea

Visitas desde el 15 de Septiembre de 2016: Hoy 14 , Ayer 19 , Mes 380 , Total 9335

Volver
JSN Boot template designed by JoomlaShine.com